Bulimia

Es una enfermedad en la cual la persona pierde el control sobre la comida, con episodios de ingesta excesiva de alimentos y con conductas purgativas posteriores destinadas a evitar el aumento de peso tales como vomitar, consumir laxantes, etc.

Causas, incidencia y factores de riesgo

El trastorno es más común en mujeres adolescentes y jóvenes. La persona afectada generalmente es consciente de que su patrón de alimentación es anormal y puede experimentar miedo o culpa asociada con los episodios de ingestión excesiva de alimento y purgas.

Se desconoce la causa exacta de la bulimia, pero los factores genéticos, psicológicos, traumáticos, familiares, sociales o culturales pueden jugar un papel. La bulimia probablemente se debe a más de un factor.

Síntomas

En la bulimia, pueden presentarse episodios de ingestión excesiva de alimentos con una frecuencia de varias veces al día durante muchos meses.

Las personas con bulimia suelen comer grandes cantidades de alimentos ricos en calorías, por lo general en secreto. La persona suele sentir una falta de control sobre su alimentación durante estos episodios.

Estos episodios de ingestión excesiva de alimentos provocan una sensación de autorrechazo, lo cual lleva a lo que se llama purga, con el fin de evitar el aumento de peso. La purga puede incluir: provocarse vómito, ejercicio excesivo y uso de laxantes, enemas o diuréticos. Dicha purga a menudo produce una sensación de alivio.

El peso corporal con frecuencia está en el rango normal, aunque las personas bulímicas pueden verse a sí mismas con sobrepeso. Debido a que el peso a menudo es normal, es posible que los demás no noten este trastorno alimentario.

Los síntomas o comportamientos que se pueden notar abarcan:

  • Ejercicio compulsivo
  • Evidencia uso de laxantes, pastillas para adelgazar, eméticos (fármacos que inducen el vómito) o diuréticos (fármacos que reducen los líquidos)
  • Ir al baño de manera regular inmediatamente después de las comidas
  • Consumir repentinamente grandes cantidades de alimentos o comprar grandes cantidades de alimentos que desaparecen de inmediato

Signos físicos

El esmalte de los dientes puede estar erosionado  por la excesiva exposición a los ácidos del vómito.

Un examen físico también puede revelar:

  • Vasos sanguíneos rotos en los ojos (por el esfuerzo al vomitar)
  • Boca seca
  • Apariencia similar a una bolsa en las comisuras de la boca debido a las glándulas salivales inflamadas
  • Salpullidos y granos
  • Pequeñas cortaduras y callosidades a través de las puntas de las articulaciones de los dedos debido al vómito autoinducido

Tratamiento

Las personas bulímicas rara vez necesitan ser hospitalizadas, excepto bajo las siguientes circunstancias.

  • Ciclos de comer en exceso y purgarse que han llevado a la anorexia
  • Hay necesidad de fármacos para abstenerse de las purgas
  • Se presenta depresión mayor

Con mucha frecuencia, se realiza un método por pasos para los pacientes con bulimia. Este método de tratamiento sigue etapas específicas, dependiendo de la gravedad de la bulimia y de la respuesta de la persona a los tratamientos:

  • Los grupos de apoyo pueden servir para pacientes con afecciones leves que no tengan ningún problema de salud.
  • La terapia cognitiva-conductual (TCC) y la terapia nutricional son los primeros tratamientos preferidos para la bulimia que no responde a los grupos de apoyo.
  • Los fármacos usados para bulimia son particularmente los antidepresivos conocidos como inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS). Una combinación de terapia cognitiva-conductual e ISRS es muy eficaz si la primera no es efectiva sola.

Los pacientes pueden abandonar los programas si tienen expectativas poco realistas de “curarse” con la terapia solamente. Antes de que un programa empiece, se debe aclarar lo siguiente:

  • Es probable que se ensayen muchas terapias hasta que el paciente tenga éxito en la superación de este difícil trastorno.
  • Es común que la bulimia reaparezca (recaída) y esto no es una causa para desesperarse.
  • El proceso es doloroso y requiere del esfuerzo de parte de los pacientes y de sus familias.

Pronóstico

La bulimia es una enfermedad crónica y muchas personas afectadas continúan presentando síntomas a pesar del tratamiento. Las personas con menos complicaciones médicas de bulimia que tienen voluntad y son capaces de involucrarse en una terapia tienden a tener una mejor posibilidad de recuperación.

Complicaciones

La bulimia puede ser peligrosa y puede llevar a que se presenten complicaciones médicas graves con el tiempo. Por ejemplo, el vómito frecuente deja ácido estomacal en el esófago (el tubo que va de la boca al estómago), lo cual puede causar daños permanentes en esta área.

Las posibles complicaciones abarcan:

  • Estreñimiento
  • Deshidratación
  • Caries dentales
  • Anomalías electrolíticas
  • Hemorroides
  • Inflamación de la garganta
  • Pancreatitis
  • Laceraciones del esófago a causa del vómito excesivo

Solicite una cita con el especialista en salud mental (Psiquiatra o Psicólogo) si usted o su hijo/a tienen síntomas de un trastorno alimentario.